sisstemas-domóticos-para-viviendas

Tipos de sistemas domóticos para viviendas

Cada día se aplican más sistemas domóticos para viviendas, ya que contar con arquitectura domótica en casa puede ser una gran ventaja en nuestro día a día, y una oportunidad para disfrutar de una mayor calidad de vida.

En este artículo de Pentadom, hemos querido recopilar los principales tipos de instalaciones domóticas en viviendas, para que conozcas cuáles son las mejores opciones para tu hogar.

¿Cuáles son los diferentes tipos de sistemas domóticos para viviendas?

La instalación de un sistema de domótica para casa ofrece la posibilidad de optimizar muchas tareas del hogar, y poder controlar el funcionamiento de la calefacción, la iluminación, la seguridad, los electrodomésticos, entre otros.

Los sistemas domóticos para viviendas, también son muy ventajosos porque contribuyen al ahorro del consumo energético, además de beneficiarte económicamente, también puedes ser más respetuoso con el medio ambiente.

Por todo ello, no puedes perder la oportunidad de instalar domótica en casa. A continuación, te presentamos los principales sistemas domóticos para viviendas:

Sistema domótico con cable exclusivo

Esta tecnología domótica para el hogar se caracteriza por funcionar exclusivamente mediante el uso de cables dedicados (BUS), que cuentan con una excelente calidad cuando transmiten la información y son los empleados en el sistema europeo KNK.

El sistema de cable exclusivo suele ser muy seguro, rápido y eficaz, porque cuando se transmite la señal no se producen interferencias, ya que cada sistema recibe la orden a través de un cable exclusivo de información, y no se comparten funciones.

Este se recomienda especialmente en sistemas domóticos para viviendas más complejos o cuando se precise de una gran cantidad de información. Algunos de sus principales usos son para la climatización e iluminación domótica del hogar.

Sistemas domóticos con cable compartido

También conocido como powerline, se trata de un sistema domótico en el que se emplea el cable de alimentación eléctrica normal, para hacer el envío de la señal de control.

Sin embargo, entre los diversos tipos de sistemas domóticos para viviendas, este es quizás, el menos recomendable, salvo en aquellos casos en los que se trate de servicios prescindibles o poco críticos, o no requieran de la transmisión de un gran volumen de información.

Esto se debe a que la señal puede llegar a ser muy inestable y, por consiguiente, podría verse afectado el funcionamiento adecuado de los aparatos domotizados.

Sistemas domóticos inalámbricos

En este tipo de instalaciones de sistemas domóticos para viviendas no se usan cables para transmitir la señal, sino que la información se envía a través de ondas de radiofrecuencia, que se encargan de interpretar las diversas órdenes que se comparten.

Su instalación y mantenimiento son más sencillos, si los comparamos con los que requieren los cableados. Por ello, se trata de una excelente opción, sobre todo, si deseas disfrutar de la domótica, con la mayor comodidad y sin realizar remodelaciones en tu vivienda, ya que no requieren de obras.

Con este tipo de sistemas domóticos para viviendas podrás tener acceso al control de las distintas funciones de tu hogar desde cualquier parte, incluso si te encuentras fuera de casa.

Los sistemas domóticos inalámbricos, en ocasiones, funcionan con pilas y baterías que deben cambiarse o recargarse cada cierto tiempo. Y, por poner algún aspecto negativo más, en algunas circunstancias, estos pueden ver debilitada la calidad de la señal, como consecuencia de interferencias procedentes de otras señales cercanas.

Sistemas domóticos mixtos

Esta clase de sistema de domótica para vivienda, tal como su nombre lo sugiere, consiste en una combinación de instalaciones domóticas con cables e inalámbrico, para poder aprovechar las ventajas de cada uno de ellos.

En este tipo de sistemas domóticos para viviendas se emplea un control único, que tiene la función de intercambiar la información a los diversos dispositivos que se usen.

Esto es posible gracias a un proceso en el que se llevará a cabo el establecimiento de pasarelas de comunicación especializadas, bien sea a través de cable o de forma inalámbrica, en función del caso específico.

Su uso se recomienda cuando se trata de grandes sistemas domóticos, en los que hay que manejar una considerable cantidad de funciones y datos. Además, su instalación debe dejarse en manos de expertos profesionales en domótica, para asegurar el mejor rendimiento.

¿Cuáles son los principales componentes usados en los principales sistemas domóticos para viviendas?

Existen algunos componentes fundamentales, para que los sistemas domóticos para viviendas funcionen de forma adecuada, y consigan proporcionar una mejor calidad de vida a los usuarios. Entre estos elementos, se pueden distinguir los siguientes:

Soportes de comunicación

Estos permiten acceder a los sistemas domóticos para viviendas a través de una conexión remota, bien sea por medio de internet o de modo local. Un ejemplo de ello es la pantalla táctil, que puede emplearse como un soporte de comunicación que permite activar o desactivar determinadas funciones en el hogar, como el encendido de la calefacción, antes de llegar a la vivienda.

De hecho, este tipo de tareas pueden resolverse en cuestión de segundos mediante cualquier dispositivo móvil que permita el control domótico de una vivienda.

Central de gestión domótica

Existen diversas clases de centrales de gestión que se pueden incorporar en varias áreas del hogar, en función de las características que tenga el sistema domótico que se esté utilizando.

Cuando se trata de sistemas domóticos para viviendas centralizados, la central de gestión actúa como una base central que se encarga de distribuir las diversas acciones a diversos dispositivos o sistemas conectados. Pero si este se encuentra descentralizado, cada uno de ellos se desarrolla de forma independiente.Sensores

También se conocen como dispositivos de entrada, ya que estos se encargan de captar la información del entorno o la instalación domótica.

Algunos de los más comunes en los sistemas domóticos para viviendas son los sensores de iluminación, temperatura, humedad, fugas de gas, humo y/o fuego, agua, entre otros.

Actuadores

Estos componentes ejecutan acciones concretas y actúan cuando son alertados por algunos de los sensores que se hayan instalado. Un ejemplo sería una electroválvula que se encargue de cortar el suministro de agua, tras que el sensor haya detectado una fuga de agua en la vivienda.

Cada uno de estos elementos cumple una función específica con el propósito de que los sistemas de domótica en casa puedan funcionar de forma óptima. Para ello, es preciso que exista una buena conexión entre ellos, permitiendo la transmisión de información a través del un lenguaje, que en domótica se conoce como protocolo.

Pentadom, las mejores alternativas en sistemas domóticos para viviendas

¿Quieres instalar la mejor solución domótica para tu vivienda? Entonces, has llegado al lugar correcto.

En Pentadom somos especialistas en domótica e inmótica, y te ofrecemos un servicio personalizado, adaptado a tus necesidades y exigencias. Por ello, siempre ofrecemos las mejores soluciones.

Te ofrecemos sistemas domóticos para viviendas, edificios y hoteles. ¿A qué esperas para disfrutar de las ventajas de contar con espacios inteligentes?

Si necesitas más información o precisas de asesoramiento para hacer la mejor elección, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Nuestro objetivo es trabajar para ofrecerte la mejor solución.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.