diferencia sistema domótico inmótico

Diferencia entre domótica e inmótica

diferencia-sistema-domótico-inmótico.jpg

¿Cuál es la diferencia entre los sistemas domóticos y los inmóticos? La diferencia entre domótica e inmótica es más simple de lo que parece, y se basa en el lugar donde se establece la instalación. El sistema domótico se instala en viviendas comunes o propiedades familiares, la inmótica se encarga de lugares de mayor envergadura como hoteles, edificios de trabajo u hospitales.

En Pentadom Edificios inteligentes somos expertos en este tipo de instalaciones. En nuestra página web exponemos algunos de nuestros proyectos de sistemas domóticos e inmóticos para que puedas consultarlos y solventar tus dudas.

¿Qué es un sistema domótico?

Los sistemas domóticos son el conjunto de tecnologías encargadas del control y la automatización inteligente de una vivienda. Estos permiten una gestión eficiente del uso de la energía, aportando así una mayor productividad del inmueble para la seguridad y bienestar de los usuarios en el hogar.

Al estar limitado, normalmente, al ámbito familiar este sistema suele controlar electrodomésticos, iluminación, climatización, etc.

Qué es un sistema inmótico?

Los sistemas inmóticos son también un conjunto de tecnologías que tienen como objetivo la gestión integral a gran escala, diseñado para arquitecturas de grandes dimensiones como puede ser hoteles, hospitales, centros comerciales, edificios de oficina, universidades, etc.

Esta instalación se encarga del edificio en su totalidad, ya sea del ámbito privado o público, por lo cual su sistema de control y automatización es mucho más complejo. Sin embargo, la supervisión  y gestión se puede llevar a cabo desde un solo ordenador con las prestaciones necesarias para asumir dicho cometido. Este se encargará de gestionar redes de comunicación, informáticas y otras tecnologías.

¿Cuál es la diferencia entre domótica e inmótica?

La tecnología empleada para estos dos sistemas es muy similar. De hecho, la única diferencia entre estos sistemas en el ámbito tecnológico reside en la escala empleada como consecuencia de la extensión del espacio donde hay que llevar a cabo la instalación. Es por ello que la única diferencia entre domótica e inmótica es el lugar donde se establece.

De hecho, esta pequeña variación no imposibilita el que los productos emplazados en uno de los sistemas pueda ser utilizado en el otro. Es decir, que lo que tiene presencia en un inmueble de gran envergadura, puede adaptarse a una vivienda familiar, y viceversa.

En cualquiera de los casos, el ahorro energético supone una de sus mayores ventajas, aparte de la facilidad brindada por estos sistemas a la hora de gestionar las instalaciones del espacio.

En Pentadom Edificios Inteligentes ofrecemos a nuestros clientes sistemas domóticos e inmóticos personalizados y adaptado a sus necesidades. Si tiene dudas o necesita alguno de nuestros servicios contacte con nosotros.