¿Qué tiene que pasar para que el precio del kWh baje?

Descubre cuáles son los factores externos que ayudan a que el precio del kWh baje y que además permiten que la tarifa de tu consumo sea mucho menor.

El precio del kWh sube constantemente debido a diversos factores externos que encarecen el costo del servicio. Por largo tiempo el precio de la luz ha ido en aumento. Esto se evidencia en las altas tarifas reflejadas en las facturas de la luz.

Los consumidores sufren el impacto final desencadenado por una serie de factores que inciden en el valor comercial de la energía eléctrica. Y es que no es nada fácil entender cuáles son los aspectos que se deben mejorar para que el precio del kWh baje. A continuación te explicaremos todo lo que necesitas saber.

¿Qué tiene que pasar para que el precio del kWh baje? 0

¿De qué factores depende que el precio del kWh baje?

El precio del kWh ha tenido altas y bajas en los últimos meses. A pesar de que la luz había alcanzado récords históricos en cuanto a su valor máximo, es evidente que también los índices han bajado en periodos cortos. Los diversos cambios ambientales que ocurren a escala mundial inciden de forma determinante en el descenso de los precios de la luz.

Leer ahora  Domótica Dassa Technologies

El ciclo del consumo de gas, las altas temperaturas ambientales y la demanda del consumidor son los causantes del rendimiento eléctrico. El modelo de contrato que tengas, el tipo de tarifa y la cantidad de consumo frecuente que mantengas, determinan la baja o alta del precio de la luz.

Cabe destacar que cuando estos factores son favorables, la baja de los precios del kWh es mayor. El valor de la energía a escala mayorista es significativamente bajo. A continuación te explicamos cómo inciden algunos de esto factores en la baja del precio del kWh y si quieres saber más, también puedes entrar al siguiente enlace: https://www.companias-de-luz.com/precio-de-la-luz/kwh/.

La demanda del gas natural

Si el valor comercial del gas es bajo, el precio del kWh también lo será. Esto quiere decir que, si el combustible fósil más usado para generar la energía necesaria tiene poca demanda, las tarifas del sector eléctrico serán menores. Aquí se refleja la dependencia entre ambos servicios.

El tipo de tarifa contratada

Con un contrato de mercado regulado pagarás menos. Esta tarifa tiene un monto establecido por la sección gubernamental. Para fijar el valor, se acuerdan horarios ahorrativos. En horas nocturnas la luz es más barata. Mientras que las tarifas de mercado libre tienen un alza significativa.

Las tarifas de discriminación horaria

Este tipo de tarifas tienen precios acordados para el consumo de energía eléctrica. Las franjas horarias de día son más costosas que los horarios nocturnos. Atender los horarios donde la energía es más barata incidirá en que el precio kWh baje.

Leer ahora  5 consejos para reparar tu domótica

Estar atento a estos detalles lograrás bajar los precios, considerablemente, en tus facturas de consumo de luz. Te recomendamos estar atento a cualquier cambio y a las promociones que ofrecen las compañías.

¿Qué puedo hacer desde casa para que el precio del kWh baje?

Si bien es cierto que desde nuestro hogar no podemos controlar algunos factores externos que inciden en el precio de la luz, sí tenemos la capacidad de mejorar ciertos hábitos. Como por ejemplo cuando escogemos la compañía de luz que ofertan menores tarifas a pagar por el servicio eléctrico.

Por otro parte atender las tarifas de discriminación horaria y evitar las horas punta son una excelente opción. Además de utilizar los electrodomésticos que más consumen energía en horarios que comprendan el periodo Súper Valle y gastar la menor luz posible marcarán los niveles bajos en tu factura.

Si implementas estos detalles en tu hogar te garantizamos que el precio del kWh baje. Podrás estar más tranquilo ya que el ahorro de dinero mensual se verá reflejado en las facturas a pagar. Sigue nuestras recomendaciones y notarás el cambio.

¿Quieres más información? Contáctanos:

Leer ahora  ¿Por qué KNX Partner?